Seguidores

sábado, 30 de diciembre de 2017

SÖREN KIERKEGAARD Y LA ANTROPOLOGÍA DEL SACRIFICIO



De acuerdo con el antropólogo Marcel Mauss, en su clásica obra de 1.899, Ensayo sobre la naturaleza y función del sacrificio, este es un acto religioso que, mediante la consagración de una víctima, modifica el estado de una persona moral que lo realiza o de algunos de los objetos implicados en el ritual. Los antropólogos clásicos pronto se entusiasmaron con la centralidad del sacrificio en el fenómeno religioso, desde las culturas primitivas a la India brahmánica, la tradición bíblica tanto en el Antiguo como aún más en el Nuevo Testamento, en las culturas africanas o en la tradición etrusca y greco-latina. La omnipresencia del sacrificio en todas las culturas llevó a E. B. Tylor (1.870) a imaginar un esquema evolutivo común para toda la humanidad, desde el sacrificio-don, al sacrificio-homenaje, el sacrificio con fines mágicos y, por último, un estadio más depurado que consiste en la renuncia y abnegación. Quizá sorprenda que podemos encontrar, mucho antes que la obra de  estos grandes antropólogos, un profundo estudio y aplicación del sacrificio religioso en la obra, pero especialmente en la vida del filósofo danés Sören Kierkegaard. Después de comprometerse con la joven Regine Olsen en 1.840, le asaltaron serias dudas sobre si resultaban compatibles su plena dedicación a la filosofía y a la teología y una vida amorosa rutinaria. Rompería el acuerdo matrimonial en 1.841, una decisión de la que nunca se recuperó y que intentó explicarse a sí mismo y a Regine, en clave secreta, apelando al mito bíblico del sacrificio de Issac por Abraham, finalmente redimido. Lo hizo en una obra filosófica fundamental, Temor y temblor, publicada en 1.843, en la que examina las implicaciones éticas del sacrificio.
Alonso Berruguete
PARA LEER MÁS, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

miércoles, 13 de diciembre de 2017

EL LEGADO DE LA MITOLOGIA ESLAVA


Hoy en día tenemos un escaso conocimiento de los dioses eslavos. Al contrario que ocurre con la mitología griega o la romana, apenas se han conservado fuentes de primera mano que permitan el estudio de la mitología eslava. Los historiadores y arqueólogos dependen de las referencias puntuales de cronistas extranjeros, las crónicas de la época posterior a la cristianización y los vestigios conservados en la tradición popular para reconstruir la mitología pagana original, con lo que el resultado es, en muchas ocasiones, pura especulación.
Las creencias religiosas y las tradiciones del pueblo eslavo se fueron transmitiendo de manera oral durante generaciones. Se piensa que fueron abandonadas durante el cristianismo, sin embargo, muchas de estas tradiciones fueron adaptadas y modificadas por la iglesia. 

Origen del pueblo eslavo

Los eslavos fueron uno de los tres grandes grupos étnicos que poblaban la antigua Europa. Alrededor del año 1500 A.C., el área de la tierra que ahora se corresponde con Polonia del sudeste y Ucrania del noreste se convirtió en hogar de las tribus eslavas tempranas, que se conocen comúnmente como los Proto-Eslavos. Las tribus Proto-Eslavas moraron en su patria por muchos siglos, hablando un lenguaje común; que luego produciría los idiomas eslavos modernos. Se conocen básicamente tres grupos, en su desarrollo histórico:
  1. Eslavos occidentales: entre ellos encontramos a los polacos, silesios, checos, eslovacos y serbios (actualmente una minoría étnica en Alemania).
  2. Eslavos orientales: englobaban las regiones de la actual Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Letonia y Lituania.
  3. Eslavos meridionales: se establecieron en la Península Balcánica, siendo los principales pueblos actuales los serbios, croatas, bosnios, eslovenos, búlgaros y macedonios.

PARA LEER MÁS, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

miércoles, 6 de diciembre de 2017

SEMPRE XONXA: LA GALICIA DE "CHANO" PIÑEIRO



Escrito por José Losada

En un artículo publicado por Manuel Rivas en el diario El País con ocasión del fallecimiento en 1996 de su amigo el poeta Lois Pereiro recuerda lo que este le dijo en un ambiente tabernario y futbolero: “Lo escrito se arrebata a la muerte”. La frase, rotunda en sí misma, adquiere tonos lapidarios porque quien la pronunció solamente vio publicados en vida dos libros de poemas. 



Cuando una muerte prematura separa al creador de su afán artístico nos queda un regusto amargo al pensar hasta dónde podría haberse desarrollado su capacidad; y es fácil suponer la frustración de quien se ve  forzado a “dejarse en el tintero” los frutos de su ingenio, perdidos irremisiblemente junto con la vida del que estaba llamado a alumbrarlos.
Algo parecido le ocurrió a "Chano" Piñeiro (Luciano Manuel Piñeiro Martínez; Forcarei, 1954-Vigo, 1995) cineasta gallego que con gran esfuerzo plasmó en un largometraje su profundo amor por el cine y cuya muerte a la edad de cuarenta y un  años  nos ha privado de contemplar otras obras posteriores. Cuando están próximos a cumplirse treinta años desde el inicio de su rodaje conviene dedicarle un recuerdo, destacando sus valores etnográficos pues, no considerándome un experto en el arte cinematográfico, desisto de hacer una valoración en ese campo, siempre discutible y sometido a  contradicción.
PARA LEER MÁS, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

domingo, 12 de noviembre de 2017

KING KONG. ETNOGRAFÍA, GÉNERO Y MITO


A primera vista quizá tendamos a pensar que la película King Kong de 1933 es una mera historia de monstruos hoy día totalmente anticuada.Pero si la examinamos con la suficiente atención, descubriremos la enorme riqueza y complejidad de elementos culturales que se esconden bajo su superficie y que van desde el mito de la Bella y la Bestia a la aventura colonial, las grandes expediciones científicas, la Gran Depresión o nuestra relación con los animales. Es más, se trata de un mito verdaderamente perdurable que goza de  una envidiable salud por su capacidad de mutación de acuerdo con los tiempos. Partiendo desde la versión primigenia de la historia, haremos un recorrido por los sorprendentes elementos que dieron lugar a su creación y que han permitido su evolución. Estoy segura de que esta historia, repleta de detalles casi increíbles, no os defraudará.

1.King Kong (1933) y el cine etnográfico


Merian Caldwell Cooper (1894-1973), piloto de aviación norteamericano, y Ernest Beaumont Schoedsack (1893-1979), fotógrafo de guerra, formaron una formidable pareja de aventureros. Su encuentro durante la Primera Guerra Mundial resultó providencial para la historia del cine. Su afán por lo primigenio, lo incontaminado por la civilización, les llevó a rodar en paraísos lejanos. En plena expansión colonial y cuando ya quedaban pocos espacios inexplorados, se entusiasmaron con las posibilidades que ofrecía el cine documentalista. La década de 1920 vivió un auténtico furor por lo exótico: en literatura, el orientalismo de Pierre Loti; en pintura, las tahitianas de Gauguin; en música, el jazz negro y, por supuesto, el exotismo también invadió la gran pantalla. Hollywood se apresuró a aprovechar el filón que representaba el romanticismo etnográfico, la pasión por el pasado salvaje de la humanidad, supuestamente preservado por pueblos considerados primitivos y al borde de la desaparición. El pistoletazo de salida lo dio Nanook el esquimal (1922), de Robert Flaherty, que obtuvo un éxito sensacional con su relato de la lucha del hombre por la supervivencia en el inhóspito ártico. En 1926 se estrenó Moana, del mismo realizador, y en 1931 lo hizo una gran obra de Murnau, en la que también intervino Flaherty, Tabú, que añadía una triste historia de amor y sacrificio a la belleza de los paisajes de los Mares del Sur.
PARA LEER MÁS, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

sábado, 21 de octubre de 2017

MUSEO ETNOGRÁFICO DE GINEBRA

Quienes tengáis ocasión de viajar a Ginebra, tenéis una visita obligada al Museo Etnográfico ( el MEG), una maravilla visual que encantará a los profanos tanto como a los expertos en antropología. Y, adicionalmente, por cortesía suiza, es gratuito. A mí me dejó una fascinación que todavía dura después de dos años y estoy deseando volver. Muy merecidamente, el Museo Etnográfico de Ginebra ha obtenido el prestigioso premio al mejor Museo Europeo del Año, que comparte con otro templo del saber que nos encanta, el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ), el cual ya obtuvo este preciado galardón en 2004.


El MEG nació al mismo tiempo que lo hacía el siglo xx, reuniendo piezas de diversas colecciones públicas y privadas. Como resulta habitual en los museos antropológicos nacionales, son fruto de las aportaciones de exploradores, misioneros, comerciantes, diplomáticos, científicos y etnólogos, cada grupo seleccionando las piezas de su interés desde su respectiva visión de lo exótico y lo primitivo, por lo que esa selección también nos habla de la historia de la propia antropología.
 El museo se trasladó a su céntrica ubicación actual, en el número 65 del Boulevard Carl Vogt, en 1941, pero las instalaciones acabaron resultando insuficientes para albergar sus más de 80.000 objetos y 300.000 documentos. De ahí el nuevo proyecto museístico, que llevaron a cabo los arquitectos de Zurich Marco Graber y Thomas Pulver. Se dice que la brillante fachada del museo se asemeja a una nave asiática pero a mí me recuerda más bien a una cabaña tribal, con su entramado en el techo. Es un lugar cómodo y tranquilo para viajar con la mente a lo largo de la historia y a lo ancho de los cinco continentes.
La colección permanente  se denomina  "El archivo de las diferencias humanas". Cada espacio de la exhibición contiene objetos interesantísimos que se organizan en torno a los aspectos más característicos de toda cultura, los cultos ancestrales, la magia, la religión y el poder, así como los intercambios entre los europeos y los lejanos pueblos de Oceanía. Ningún resto de etnocentrismo se ha filtrado en esta actualizada propuesta de acercamiento a los objetos antropológicos. La exposición es realmente espectacular, tiene un atractivo visual muy poderoso y resulta instructiva y fácil de seguir por el visitante.
PARA LEER MÁS, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

viernes, 29 de septiembre de 2017

EL ORIGEN DEL EUSKERA

El euskera es una lengua misteriosa hablada por el pueblo más antiguo de Europa, el pueblo vasco. A día de hoy este idioma se sigue considerando todo un enigma lingüístico e histórico, pues nadie ha podido averiguar cuáles son sus raíces.  Los primeros vascos no dejaron testimonios escritos lo cual dificulta la investigación sobre su idioma.  Pese a que existen diferentes teorías e hipótesis sobre la lengua vasca, todavía resulta inclasificable para los lingüistas. Por ello, el euskera forma parte del grupo de “las lenguas aisladas”.

Desde el siglo XVI, muchas han sido las preguntas que se han formulado sobre su origen geográfico y genético, y muchas han sido también las respuestas. Tras años de investigación, se ha llegado a la conclusión de que la lengua vasca o euskera no tiene un origen indo-europeo ya que el euskera es una lengua que ya se hablaba antes de que estos pueblos invadieran la península ibérica.

Según la hipótesis kurgánica, los indo-europeos provienen de un pueblo anterior que se desarrolló unos 5000 a.C al noreste del mar Caspio. Este pueblo se expandió hacia el este, llegando hasta la India y hacia el oeste, llegando la Península Ibérica. Esta migración se produjo aproximadamente entre el 4000 a.C y el 1000 a.C. Los principales pueblos indo-europeos que se asentaron en la Península Ibérica fueron los celtas, los griegos y los romanos. 

Hubo algunas lenguas,y posiblemente pueblos, que resistieron o no fueron influenciados por las lenguas indoeuropeas, como parece ser el caso de los vascones y su lengua, el euskera. 

El origen de la lengua vasca puede derivarse de la formación de las lenguas Europeas en la Edad de Piedra, coincidiendo con la Edad de Hielo, aproximadamente hace unos 16000 años. Este idioma pudo ser la variante de una familia mayor hablada en toda Europa y en el norte de África y quizás sea la única lengua de este grupo que haya sobrevivido hasta nuestros días. Algunos historiadores consideran que los vascos son los únicos descendientes de los antiguos pobladores de Europa.

El reconocido lingüista alemán,Theo Venneman, fue conocido por su investigación sobre la tipología lingüística general y la paleolingüística de Europa. Venneman elaboró la teoría del sustrato vascónico, según la cual la toponimia e hidronimia de Europa occidental y central, incluyendo las Islas Británicas, evidencia la existencia de una antigua de un sustrato o población que hablaba idiomas pertenecientes a la familia del  euskera. 
PARA LEER MÁS, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

sábado, 2 de septiembre de 2017

LA "UTOPÍA" DE TOMÁS MORO Y "LA CIUDAD DEL SOL" DE CAMPANELLA. UTOPÍAS DEL RENACIMIENTO (II)

El Renacimiento fue una etapa de enormes transformaciones políticas, económicas, sociales y culturales. Los grandes descubrimientos geográficos alentaron la literatura utópica, un género mixto con elementos propios de la literatura de viajes pero, especialmente, su finalidad era la crítica de las deficiencias de la realidad existente y las propuestas de reforma basadas en la exposición de otros sistemas. El esquema argumental siempre pasa por un desembarco de un occidental en una isla donde casi todo es diferente a Europa y ofrece soluciones a los problemas más candentes. El viajero europeo se comporta entre los utopianos como un antropólogo de mirada curiosa. Realiza la observación participante para conocer a fondo ese mundo alternativo, fascinante aunque también aterrador por su uniformismo por decreto contra toda libertad, su instrumentalización de la mujer al servicio del Estado, y luego vuelve más sabio junto a sus conciudadanos para realizar el informe de sus observaciones. Al lado de propuestas de una modernidad radical, de elementos aún más visionarios que los de Julio Verne, respira la nostalgia por la Edad media, el comunalismo de bienes, el poder amalgamante de la cristiandad frente a la fractura religiosa reinante...Todo un catálogo de formidables contradicciones que no solo arrojan luz sobre nuestro pasado sino también sobre el presente.Esta es la segunda entrada de la serie y aquí podéis acceder a la anterior, de carácter introductorio: http://anthropotopia.blogspot.com.es/2017/07/el-sueno-de-la-utopia-i-las-bases.html
 LA UTOPÍA DE TOMÁS MORO.
Tomás Moro (1.478-1535) fue, como su amigo Erasmo, uno de los humanistas más relevantes del Renacimiento. Habiéndose dedicado a las leyes, desarrolló una carrera política de éxito bajo el reinado de Enrique VIII. Fue designado Lord Canciller en 1.529 en sustitución del Cardenal Wolsey. Pero su carácter modesto, ejemplar y poco dado a las veleidades cortesanas, así como su católica sinceridad, le llevaron a negarse, en 1.534, a prestar el juramento de Supremacía del monarca como cabeza de la Iglesia de Inglaterra. Esto por sí no constituiría más que delito de deslealtad pero, a través de un dudoso testimonio, se respaldó la acusación de que también había cuestionado la capacidad del Parlamento para conferir al rey ese poder, lo que tal condición lo que motivó finalmente su condena a muerte por alta traición.
De optimo reipublicae statu deque nova insula Utopia es su obra más conocida y el máximo punto de inflexión en la historia de la literatura utópica. Escrita en latín y publicada en 1.516, no fue traducida al inglés hasta 1.551. Consta de dos libros, el primero de los cuales se compone de una Introducción, el Diálogo sobre el consejo a los príncipes, en el que se intercala el Diálogo sobre la condición social de Inglaterra y un Exordio sobre Utopía que enlaza el libro inicial con el segundo. En este Moro expone las características del estado utópico. En el texto se produce un continuo juego entre ficción y realidad. Se inicia con el encuentro de Moro y su amigo Peter Gilles con el navegante Rafael Hitlodeo- y aquí comienza la ironía continuada del autor, pues tal nombre significa "dispensador de salud" y "sinsentido"-, a la salida de un servicio religioso. En la conversación abordan las posibilidades de éxito la política. Ello da paso a la descripción de las condiciones del pueblo inglés tras la Guerra de las Dos Rosas, en 1.485. El Rey ha confiscado los bienes comunales y de los monasterios para concederlos a sus favoritos, nobles ociosos que no trabajan la tierra sino que la dedican a la explotación ganadera extensiva para la pujante industria de la lana. Los cerramientos de tierras ("enclosures") están causando la ruina de los pequeños campesinos, quienes tampoco encuentran empleo en las manufacturas, viéndose obligados a mendigar y robar, como también los soldados que regresan de la guerra. Para los interlocutores, la severidad de la ley penal que castiga el hurto famélico con la muerte resulta inútil y ha de ser sustituida por un sistema de protección social que garantice la subsistencia de los menesterosos.
PARA LEER MÁS, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

viernes, 18 de agosto de 2017

LITERATURA GÓTICA EN ESTADOS UNIDOS

Literatura gótica norteamericana: el romanticismo oscuro

El romanticismo oscuro, conocido popularmente como “gótico americano”, es un tenebroso sub-género literario surgido en el siglo XIX  a partir del movimiento filosófico denominado trascendentalismo (basado en el rechazo a la Iglesia Unitaria y a ciertas doctrinas racionalistas del siglo XVIII).  A pesar de que esta corriente fuera una gran influencia para el romanticismo oscuro, existen diferencias importantes entre ellos: así como el primero presenta personajes que buscan reformar socialmente el mundo que los rodea, el segundo expone los fracasos individuales de los mismos protagonistas.  A grandes rasgos, el romanticismo oscuro presenta una visión más pesimista del mundo.

Características
Una de las características principales del romanticismo oscuro es la presencia de personajes macabros y auto-destructivos, sujetos proclives a la locura y al pecado. Por lo general, el gótico americano es melancólico, lleno de angustia y de sufrimiento.

Al igual que las obras de la literatura gótica inglesa, el gótico americano también presenta elementos sobrenaturales como espíritus y fantasmas; las historias se desarrollan en lugares siniestros o exóticos y las emociones de los personajes son desmesuradas (los personajes están sujetos a ataques de pánico, pasiones desenfrenadas, furia, paranoia…). 

Los románticos oscuros utilizaron las emociones y sentimientos para explorar el lado más oscuro y desconocido de la mente y el alma humana. Los tres escritores más importantes de este movimiento son Nathaniel Hawthorne, Herman Melville y Edgar Allan Poe.  También se le adscribe a este  movimiento a la poeta Emily Dickinson.

Aunque estos tres primeros autores fueron considerados “anti-trascendentalistas”, su visión del mundo era imaginativa, esencialmente romántica, lo que hizo hincapié en la intuición, los poderes de la naturaleza y en las emociones individuales.

PARA MÁS INFORMACIÓN, PINCHA EN LEER MÁS

domingo, 6 de agosto de 2017

LA MUJER GÓTICA. Un recorrido por la literatura, el teatro y el cine

¿Qué tiene que ver Hitchcock con la autora de Frankenstein?¿Y el ballet y la ópera románticos con la novela gótica? Y, sobre todo, ¿qué nos puede decir una visión antropológica acerca de ello?Os invito a un paseo cultural a lo largo de más de 200 años de historia, en el que la novela, la moda, el ballet, la ópera y el cine se darán la mano y nos proporcionarán las claves acerca de cómo se construyeron múltiples aspectos de nuestra cosmovisión occidental.

Female Gothic (la mujer gótica) es un texto seminal escrito por Ellen Moers en 1976 como parte de Literary Women. En él lanzaba la idea de una ficción gótica escrita por mujeres para mujeres en los siglos XVIII y XIX. El objetivo principal de ese ensayo era relacionar la creación de un monstruo en Frankenstein (1818), sin intervención de mujer, con la experiencia traumática de la maternidad en la autora, Mary Shelley. Su madre, la gran pensadora Mary Woolstonecraft, murió al traerla al mundo y, aunque ella estuvo permanentemente embarazada desde los 16 años, perdió a todos sus hijos de corta edad. Sin embargo, lo que más llamó la atención del trabajo de Moers fue ese sugerente término de “la mujer gótica”, una idea muy bien recibida por el feminismo de los años 70, que vio en ese tipo de literatura la expresión de una fuerza liberadora para las mujeres, escritoras y lectoras. El amplio cuerpo de estudios que, desde entonces, ha explorado el también llamado feminismo gótico o gótico femenino, ha puesto el acento en los esquemas argumentales repetidos en estas novelas de autoría femenina y su significación potencialmente subversiva en un contexto social oprimente para la mujer. Paradójicamente, hoy se considera que Frankenstein, la novela en la que Moers centraba su atención, no es un ejemplo de gótico femenino porque carece de heroína central, sino que más bien responde al paradigma del gótico masculino. Pero antes de seguir avanzando, debemos desarrollar brevemente el concepto de literatura gótica y cómo diferenciar de manera clara una clase y otra de novelas.
Gótico masculino y gótico femenino
Nuestro punto de partida debe ser asumir la imposibilidad de un concepto unificado de ficción gótica con unos contornos nítidamente definidos. Únicamente podemos configurarla por un conjunto de rasgos no siempre presentes: lo sobrenatural, el predominio de la fantasía, lo onírico, la transgresión, la locura, el gusto romántico por el pasado medieval, los países del sur Mediterráneo católico, con su característica iconografía de castillos, ruinas y monasterios en contraste con el norte brumoso, oscuras maldiciones genealógicas…(Tenéis un excelente estudio de dichos elementos en este enlace: http://anthropotopia.blogspot.com.es/2017/04/la-imagen-del-sur-en-la-novela-gotica.html) Había en estas obras elementos propios de las novelas bizantinas, con sus encuentros improbables y sus personajes aristocráticos, pero también del romance medieval, con su intervención de los seres del más allá. Sin duda se añadieron a ese cóctel unas gotas del Shakespeare de Hamlet y Macbeth, con sus fortalezas, fantasmas y horrendos crímenes nocturnos.
La mansión de Horace Walpole en Strawberry Hill que lanzó la moda del neogótico en arquitectura

PARA MÁS INFORMACIÓN, PINCHA EN LEER MÁS

domingo, 16 de julio de 2017

EL SUEÑO DE LA UTOPÍA (I). Las bases ideológicas de las utopías del Renacimiento

Las utopías pueden resultar, al mismo tiempo, fascinantes y aterradoras. Por un lado, suponen la valentía de apostar porque otro mundo diferente y quizá mejor resulta posible, y de imaginar los medios necesarios para lograrlo. Por otro, los descorazonadores ejemplos históricos demuestran que los proyectos utópicos, por bien intencionados que comiencen, acaban destruyendo la libertad. La utopía es, esencialmente, una propuesta para tiempos de crisis. Nació con Platón en una Atenas antes gloriosa que ya había perdido su liderazgo, y se reinventó en el Renacimiento cuando la encrucijada de la modernidad lanzó unos retos que no podían superarse con las viejas creencias y valores. En esta entrada y las siguientes hablaremos de este género extraordinario que no cesa de actualizarse en todas sus modalidades, como en la distopía de El cuento de la criada, de Margaret Atwood, o en la utopía de ciencia-ficción Blade Runner 2049.
PARA MÁS INFORMACIÓN, PINCHA EN LEER MÁS

sábado, 10 de junio de 2017

"LA CARTA ROBADA": POE Y LACAN DESCIFRAN EL INCONSCIENTE

En 1844 Edgar  Allan Poe publicó La carta robadahttp://ciudadseva.com/texto/la-carta-robada/) , la última de las historias de su famoso personaje Auguste Dupin, con el que sentó las bases del género detectivesco que tanto éxito alcanzaría en manos de Conan Doyle desde 1887. La historia relata cómo Dupin recupera una comprometedora carta de la reina de Francia, que había sustraído el Ministro para  demostrar su poder. Aunque la policía registra la casa del  Ministro continuamente, no es capaz de encontrar la deseada misiva. Pero a Dupin le basta una visita al político para localizar el preciado documento. En 1959 Jacques Lacan convirtió este relato en materia de un famoso seminario con el que pretendía explicar el funcionamiento del inconsciente como un lenguaje. Y en el corazón de ese trabajo, el robo sagrado del poder, la legitimidad, la autoridad...
1. Una carta llega siempre a su destino.

PARA MÁS INFORMACIÓN, PINCHA EN LEER MÁS

martes, 9 de mayo de 2017

ESPIRITISMO ESPAÑOL


"Se entregaban al misterio como a un amante inefable que sabía hacer vibrar las cuerdas de su histerismo elegante y decadente". Emilio Carrere. "Lo que vio la reina de Francia", 1916.

Puede sorprendernos hoy que, hasta nuestra guerra cainita e incivil, el espiritismo tuviese tanto predicamento en España. En La plasmatoria (1935) de Pedro Muñoz Seca (1879-1936) la parafernalia espiritista servirá para devolver la vida al mismísimo Don Juan Tenorio.

Espíritus cultivados, humorísticos y escépticos, fueron excitados y fascinados por el espiritismo y la teosofía romántica y bohemia. Es el caso de Emilio Carrere (1881-1947) al que se ha considerado uno de los pioneros españoles de lo que hoy se llama "periodismo del misterio" o "periodismo de lo paranormal" (del tipo practicado por Jiménez del Oso, J. J. Benítez o Iker Jiménez).


La colección de relatos espiritistas de E. Carrere, introducida y anotada por Jesús Palacios, resulta amena e ilustrativa de lo que llegó a ser en el mundo occidental ese movimiento místico y heterodoxo, religioso y (pseudo)científico, enraizado en el espiritualismo de Swedenborg y la Teosofía de Jacob Boheme. Personalidades científica y literarias tan famosas e influyentes como Flammarion, Víctor Hugo, Arthur Conan Doyle, William James, Edison, L. Frank Baum (el autor de El mago de Oz) o el nobel belga Maurice Maeterlinck estuvieron interesadas o creyeron en los fenómenos espiritistas.
PARA MÁS INFORMACIÓN, PINCHA EN LEER MÁS

sábado, 29 de abril de 2017

TORNARRATOS


JOSÉ LOSADA


En una conferencia pronunciada en la Universidad Belgrano de Buenos Aires, Jorge Luis Borges reflexionaba sobre las obras del ingenio humano. A diferencia de otros inventos, que son extensiones del cuerpo (el microscopio, el teléfono, el arado), el libro lo es de la memoria y de la imaginación. De ahí su gran importancia y, ¿por qué no?, la razón de su permanencia a lo largo de los siglos y de su resistencia a ser desplazado  por otras obras humanas.
Esta entrada comenzará como homenaje a un libro que me acompaña desde hace más de treinta años. Seguidamente pasará a llamar la atención sobre uno de los elementos más reconocidos de la arquitectura tradicional del noroeste de España. Servirá para mostrar la riqueza  de la lengua gallega, con la variedad léxica que atesora para nombrar a los hórreos y a sus distintas partes. Y  terminará con una recopilación de imágenes  que nos mostrarán su uso actual, muy alejado del que tuvieron durante siglos.


A finales de 1985 el Banco Pastor distribuyó entre sus clientes una agenda para el año siguiente, cuya principal particularidad radicaba en que contenía una completa serie de fotografías de estos peculiares graneros, estando acompañada de una breve introducción a cargo de Begoña Bas. La elección del motivo no debe extrañarnos porque en la imagen corporativa de la entidad se utilizaba una construcción de ese tipo realizada con monedas y billetes.

PARA MÁS INFORMACIÓN, PINCHA EN LEER MÁS

domingo, 2 de abril de 2017

LA IMAGEN DEL SUR EN LA NOVELA GÓTICA



     Edward Said se refiere con el término Orientalismo a la imagen que sobre "Oriente" construye el mundo occidental, y que incorpora a su cultura como un lugar - sin pararse a considerar la vastedad y heterogeneidad de lo que se designa con el término - lejano, primitivo, pasional, dado a los excesos  y con pocos rasgos comunes con el propio, caracterizado por la racionalidad y el progreso. Según Said, la imagen que Occidente tiene de si mismo es la del método, la aproximación analítica, la mesura,  la luz y el progreso, una idea que es imposible sin su propia imagen construida de Oriente. Este juego de espejos es claramente visible en la literatura , y precisamente a finales del siglo XVIII encontramos una explosión de obras de aire "exótico", cuyos ambientes y localizaciones son orientales y del sur de Europa, coincidiendo con el período conocido como Romanticismo, y dentro de él, la denominada Novela Gótica.

     En esta entrada vamos a examinar la razón de la ambientación de la mayoría de estas novelas en los países mediterráneos y católicos del sur de Europa, concretamente España, Italia y Francia, bajo la premisa de que este hecho obedece a la consolidación del nacionalismo inglés +, cimentado sobre la economía, la política y la religión, y que se sirve de la presentación de los países del sur como lugares atrasados, sometidos al absolutismo político, al fanatismo religioso, a la superstición y a fuerzas pasionales y malignas, para ensalzar su propia imagen de país de orden y progreso, libre de hipotecas irracionales. Esta tesis, difusa al comienzo de la documentación para completar esta entrada, la encontré desarrollada en la tesis doctoral de D. Juan García Iborra, La representación del Sur en la Novela Gótica Inglesa (1764 - 1820): Otredad política y religiosa, que he utilizado como guía y fuente de bibliografía. Agradezco al autor su generosidad al publicarla con acceso libre.


        Tras la Revolución Francesa, muchos británicos sintieron que llegaba una nueva ocasión para la renovación de la Humanidad, tanto política como teológica.  En la Biblia, en el Viejo y el Nuevo Testamento, hay gran cantidad de profecías apocalípticas y milenaristas, y el sentimiento de su cercanía creció en la Inglaterra del siglo XVII, durante las Guerras Civiles, y sus expectativas crecieron entre los parlamentarios puritanos y personajes como Cromwell o Milton. Estos sentimientos resurgieron a finales del siglo XVIII, con las revoluciones americana y francesa, y tuvieron gran relevancia literaria, pues los poetas románticos de la primera generación (en la década de 1790) vieron su época como el fin de un período histórico y la posibilidad de una humanidad renacida en una tierra nueva. Robert Southey, Wordsworth, Coleridge, y posteriormente Shelley, vivieron estos acontecimientos con esperanza y alegría, hasta que los desastres del Reino del Terror (1793 - 1794) provocaron su desencanto y alejamiento.
PARA SEGUIR LEYENDO, HAZ CLICK EN MÁS INFORMACIÓN

miércoles, 8 de marzo de 2017

MARVIN HARRIS. EL MATERIALISMO CULTURAL




1.- INTRODUCCIÓN.-

         Marvin Harris es un antropólogo que tiene gran predicamento entre la gente de la calle y aquellas  personas que se interesan por la Antropología de una forma autodidacta, y  algo menos entre los círculos académicos, debido a su particular forma de entender la antropología: como la ciencia de los sistemas socioculturales, partiendo de la tesis de que estos son muy diversos pero somos capaces de encontrar patrones universales de explicación de todos ellos, y estas explicaciones parten de las constricciones materiales de los ecosistemas en los que los sistemas socioculturales se inscriben. Para ello, toma el análisis marxista de los modos de producción y busca estas leyes universales culturales que siguen la aspiración de las ciencias naturales de encontrar regularidades que se puedan expresar en un lenguaje científico objetivo y universalmente válido. Por todo ello, Harris disgusta por igual a antropólogos que ven difícil resumir la complejidad de los sistemas socioculturales humanos en unas leyes objetivas, sin contar con el "espíritu" de las diferentes culturas; a los funcionalistas que encuentran un determinismo insostenible en acercarse a la antropología desde las limitaciones materialistas, y en general, a todos aquellos para los que los análisis marxistas tienen un sesgo necesariamente político. 

            A pesar de todas las reticencias y críticas, Marvin Harris aporta una visión novedosa y productiva en el quehacer antropológico, y es capaz de generar  explicaciones coherentes de una amplia variedad de comportamientos culturales, tales como los tabúes alimenticios variables entre las culturas, la guerra  o las construcciones de raza. 
PARA SEGUIR LEYENDO, HAZ CLICK EN MÁS INFORMACIÓN

domingo, 19 de febrero de 2017

MOLL FLANDERS: ÉTICA PROTESTANTE, CAPITALISMO, CRIMEN Y EL NUEVO MUNDO



      MOLL FLANDERS EN AMÉRICA         Mª Ángeles Boix

      En la Novela de Daniel Defoe Moll Flanders (1721) , entre la multitud de peripecias que le suceden a la protagonista, podemos descubrir un curioso patrón de situaciones dobles, como si la vida le diese una segunda oportunidad para reescribir la primera. Descubrimos que la protagonista que ve la primera luz en la prisión de Newgate, vuelve a ella como mujer adulta y con una cargada vida de crímenes a sus espaldas. Esa madre que sale de su vida cuando Moll es un bebé, vuelve a su vida cuando ya tiene 30 años, y finalmente, va a América dos veces, la primera, casada con su medio hermano, y al final de su vida, como convicta deportada a las colonias británicas, castigo por el que conmutó su primera sentencia de pena de muerte.(Ya dedicamos una entrada introductoria a las biografías criminales a la que podéis acceder en este enlace: http://anthropotopia.blogspot.com.es/2017/01/las-biografias-criminales-crimen-y.html )

       No es el único caso en el que Defoe acude a este tipo de "segundas oportunidades", ya que en su reconocida novela, Robinson Crusoe, el novelista hace naufragar dos veces al protagonista, la primera sin redimirse completamente, y la segunda, la famosa estancia en una isla deshabitada durante 28 años, de la que sale convertido en un hombre rico y creyente. 
      En ambas novelas, además, Defoe expresa de forma práctica la relación entre la ética protestante y el espíritu del capitalismo (parafraseando el título de Weber), pujante y enraizándose rápida y profundamente en la Inglaterra del siglo XVII. Pero, como nota absolutamente novedosa, en Moll Flanders podemos ver que la idea de la mujer de Defoe es bastante avanzada, ya que su heroína es una mujer muy diestra en el manejo de las finanzas, las oportunidades, una gran planificadora y administradora de bienes que, de la miseria más absoluta pasa a volver a Londres, anciana, pero poseedora de una gran hacienda y fortuna.... usando unos medios absolutamente discutibles. Defoe muestra así su opinión de que las mujeres debían ser educadas, puesto que lo que las arrojaba al "mercado matrimonial" o a la vida de prostitución y/o crimen, es una sociedad que no se ocupa de promover la educación y que combate el crimen con penas y castigos ejemplares, y no hace nada por erradicar las causas del mismo. 
PARA SEGUIR LEYENDO, HAZ CLICK EN MÁS INFORMACIÓN

domingo, 22 de enero de 2017

"VAIANA/MOANA" (2016) Y LOS ESTEREOTIPOS CULTURALES DEL CINE DE LOS MARES DEL SUR



En Tinieblas en el Corazón nos gusta poner a prueba la idea de que puede dirigirse una mirada antropológica productiva sobre cualquier aspecto de nuestra realidad cotidiana, por simple o alejado de los grandes temas de estudio que pueda parecer. Y, desde luego, una película de los estudios Disney como Vaiana/Moana, que ya  ha alcanzado a millones de personas en el mundo y tiene una enorme capacidad para moldear las ideas del público, nunca podría considerarse un simple divertimento infantil. Por eso entiendo que está muy justificado que le dediquemos toda la atención que se merece para entender cómo es un producto cultural en una larga cadena de películas con las cuales miramos-e inventamos-a los polinesios, habitantes de las antípodas.

Vamos a aprovechar el estreno de Vaiana (Moana), la nueva película de Disney, para adentrarnos en un maravilloso subgénero cinematográfico, el cine de los Mares del Sur. Mientras conocemos un poco a los personajes y acontecimientos de este esperado film, estudiaremos sus paralelismos con la película de docuficción Moana (1929) de Robert Flaherty, que dio origen a tal modalidad fílmica, y transitaremos entre escenarios exóticos y mitologías arcanas para descubrir qué es lo que tanto nos fascina de ese mundo lejano lleno de amor y aventuras en el seno de una naturaleza paradisíaca.


PARA SEGUIR LEYENDO, HAZ CLICK EN MÁS INFORMACIÓN

domingo, 8 de enero de 2017

LAS BIOGRAFÍAS CRIMINALES. Crimen y castigo en la sociedad inglesa de los siglos XVII y XVIII

 En 1722 Daniel Defoe, el célebre autor de Robinson Crusoe, publicó una novela tan destacable como la anterior aunque mucho menos conocida fuera del ámbito anglosajón. Se trataba de Las aventuras y desventuras de la famosa Moll Flanders, un texto muy interesante para conocer la sociedad de la época y sus costumbres en un momento apasionante de la historia europea. La protagonista era una bella e inteligente joven sin recursos que lucha por su independencia económica, lo que la lleva desde una serie de matrimonios desastrosos a la delincuencia, convirtiéndose en una maestra del crimen hasta que la atrapan y es condenada a muerte. Los modelos utilizados por Defoe para esta obra fueron las biografías criminales, la novela picaresca y las autobiografías espirituales. En esta entrada nos vamos a ocupar de las convenciones y características de las biografías criminales y del sistema judicial penal británico, como introducción a algunos de los temas antropológicos en Moll Flanders que se desarrollarán en una próxima entrada (podéis acceder a la misma en este enlace: http://anthropotopia.blogspot.com.es/2017/01/las-biografias-criminales-crimen-y.html ). Nos servirá también como pretexto para conocer aspectos relevantes y poco conocidos para nosotros de la forma de vida y costumbres de los ingleses en los siglos XVII y XVIII, cuya sociedad, desde el más alto hasta el más bajo estamento, vivía permanentemente al borde de la cárcel por crímenes o deudas.

Las biografías criminales
En 1676 comenzaron a publicarse en Inglaterra las biografías de criminales condenados a muerte, un género que alcanzó una amplísima difusión popular y que incluso se ha considerado un paso crucial hacia el desarrollo de la novela inglesa. En España, gracias al temprano ejemplo del Quijote, nuestro modelo novelístico tuvo una evolución diferente, de ahí que resulte tan curioso observar la aportación que realizaron a la ficción esas biografías de delincuentes. Estos textos pretendían ser el relato fidedigno de sus delitos con el fin ejemplarizante de mostrar su arrepentimiento y la generosidad del perdón divino pero que acabaron transformando a los protagonistas en héroes de carne y hueso en lucha contra las dificultades cotidianas. Por ello no es extraño que, aún pretendiendo ser un reflejo de la realidad, estas biografías se dejaran contaminar por elementos propiamente literarios.

PARA MÁS INFORMACIÓN, PINCHA EN LEER MÁS

Seguir por em@il