Seguidores

domingo, 28 de enero de 2018

VIAJAMOS AL CENTRO DEL LLANTO: ANTROPOLOGÍA EN LA RADIO (I)



En la declaración de intenciones de este blog aparece que es un viaje que cuenta con la Antropología como carta de navegación, en el que lo más importante no es el destino sino la misma travesía. Hace muy pocos días que este viaje ha encontrado otra expedición apasionante con la que ha compartido una agradable jornada: el programa de Radio Nacional de España, dirigido y presentado por Amaya Prieto Barriuso, "Viaje al Centro de la Noche", que contactó con nosotras para proponernos una entrevista acerca del llanto desde el punto de vista antropológico. Fruto de esa experiencia es la entrada que ahora estáis leyendo, una segunda parte para profundizar en ciertos aspectos, y el podcast del programa que se emitió el día 28 de enero de 2018 en Radio Nacional de España, y ese mismo día en Radio Exterior. Aquí tenéis el enlace del podcast:

http://mvod.lvlt.rtve.es/resources/TE_SVIAJEN/mp3/5/0/1516907568805.mp3

     Nuestro más sincero agradecimiento a Amaya Prieto por su confianza, y al personal de Radio Nacional de España en Alicante por poner a nuestra disposición sus instalaciones y estar atentos en todo momento a nuestras necesidades.
Aquí tenéis el enlace a la segunda parte de esta entrada: https://anthropotopia.blogspot.com.es/2018/02/de-varones-y-lagrimas-viaje-al-centro.html

VIAJAMOS LLORANDO


                                                             Ángeles Boix Ballester y Encarna Lorenzo Hernández


*El llanto emocional como expresión específicamente humana.


En contra de lo que pueda aparecer a primera vista, el llanto no es un fenómeno biológico uniforme sino que se manifiesta a través de tres clases de lágrimas diferentes: una primera modalidad es la lágrima basal, cuya finalidad es asegurar que el ojo permanezca siempre humedecido. La lágrima basal apareció por primera vez en los anfibios, los vertebrados que se atrevieron a abandonar el medio acuático primigenio, y tenía como fin reproducir sus condiciones de vida preexistentes. En el ser humano se desarrolla en los últimos meses de vida intrauterina. Un segundo tipo de lágrima es la refleja, que protege el globo ocular frente a golpes o irritaciones como la que produce pelar cebolla. Evolutivamente apareció en los reptiles y, en el bebé, actúa desde los primeros días de vida, como ya pudo comprobar Darwin en 1890 observando a su propio hijo.Pero la más importante de todas es la lágrima psicoemocional, que es exclusiva de la especie humana. No sabemos en qué momento se incorporó a nuestro bagaje genético pero sí podemos conjeturar que pudo estar presente en el Homo Heidelbergiensis, predecesores de los Neanderthales (por error, en la entrevista radiofónica me refiero al Homo Antecessor). El amplio registro fósil de Atapuerca evidencia que quizá hace 500.000 años ya existía el llanto emocional y una respuesta compasiva al mismo, como podría demostrar el caso de Benjamina, una niña con una grave malformación craneal a la que, en aquella época de extrema dureza medioambiental, en que la supervivencia diaria debía de ser un auténtico desafío, el grupo al que pertenecía sacrificó parte de sus recursos alimenticios y limitó su movilidad para poder cuidar de ella hasta su muerte ( se trata de una historia muy reveladora sobre la que podéis leer en este enlace: http://anthropotopia.blogspot.com.es/2013/02/la-pequena-benjamina-solidaridad-en-la.html). En el bebé, el llanto emocional aparece entre las 6 semanas y los 4 meses, cuando ya se encuentran bien desarrollados sus circuitos psíquicos. Por tanto, puede afirmarse que la filogenia -el desarrollo de las distintas especies-, se recapitula en la ontogenia -el crecimiento de un concreto ser vivo. Ello es así porque la sucesiva aparición de los diferentes tipos de lágrimas en el ser humano se produce exactamente en el mismo orden evolutivo, de creciente complejidad, en que lo hizo en las distintas especies.
El llanto en los animales
PARA LEER MÁS, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

Seguir por em@il