Seguidores

lunes, 24 de agosto de 2015

MARJORIE TOPLEY, UNA ANTROPÓLOGA EN CHINA

Marjorie Topley examinando unos textos
Retomamos la serie de biografías de antropólogos con una figura poco conocida pero muy especial: Marjorie Topley, una pionera en el campo de la investigación  antropológica realizada en China. A pesar de haber introducido nuevos métodos de trabajo en la disciplina durante un momento crucial para su transformación, la posguerra, su nombre no figura entre los grandes de la disciplina. Un motivo adicional para prestarle aquí toda la atención que merece.
Un tortuoso camino hacia la Antropología
Marjorie Doreen Wills nació en Londres en 1.927. De pequeña quería ser arqueóloga y tal era su ilusión que hasta se atrevió a escribir a uno de los más famosos egiptólogos de la época, sir Flinders Petrie (1.853-1.942), para pedirle su consejo. El lord le contestó que sólo siendo hombre y rico podría dedicarse a la arqueología. Tras esa descorazonadora y disuasoria opinión, Marjorie se quedó durante un tiempo sin un objetivo claro en su vida. Tuvo también la mala suerte de vivir su adolescencia durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de su innegable inteligencia, no logró superar el examen de escolaridad y sólo encontró, como salida profesional, aprender taquigrafía y mecanografía. Aquel callejón sin salida le causaba tanta infelicidad que el director del centro donde cursaba sus estudios le ayudó a entrar en el City of London College. Allí obtuvo un premio con el que pudo pagar sus estudios superiores, lo cual le permitió preparar su examen de acceso a la prestigiosa London School of Economics (LSE), a la que consiguió entrar. Todo un éxito para alguien a quien se le había negado el certificado más básico.
PARA LEER MÁS, HAZ CLICK EN MÁS INFORMACIÓN 

jueves, 20 de agosto de 2015

EL VIAJE DE EGERIA. EREMITAS Y ANACORETAS EN EGIPTO DURANTE EL BAJO IMPERIO ROMANO

Retrato de una dama romana del siglo IV. Museo de Brescia
Egeria, una dama hispanorromana del siglo IV de nuestra era, protagonizó un extraordinario viaje a Tierra Santa y, más importante aún que ello, nos dejó un relato escrito de sus aventuras. Su biografía está envuelta en la neblina, dado que parte de esa narración se ha perdido y también porque los datos con que contamos sobre ella son tardíos y susceptibles de interpretaciones contradictorias. Pero la razón de convocar a Egeria en este blog de Antropología no son sus indudables méritos de exploradora y escritora en el Bajo Imperio Romano sino que, en su peregrinatio, recorrió numerosos eremitorios y cenobios, una forma de vida alternativa que cuestionaba radicalmente los principios del modelo urbano y que sirvió para transformar la vida en Occidente en los siglos posteriores. Al final de este  recorrido, como siempre sucede en Antropología, comprobaremos que ese viaje 1600 años atrás nos trae de vuelta nuevamente al siglo XXI, en pos de otros grupos humanos que abandonan la vida social en busca de una reconfortante soledad.
PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

Seguir por em@il