Seguidores

jueves, 28 de mayo de 2015

ESPACIO ARQUITECTÓNICO Y MENTALIDAD RELIGIOSA EN EL SIGLO XII

Espacio arquitectónico y mentalidad religiosa en el siglo XII
                                                   por JOSE IGNACIO GONZÁLEZ LORENZO

Abadía de Cluny
El siglo XII marca el momento decisivo en que Occidente dio un giro copernicano en su concepción religiosa y filosófica. Se ha dicho que el siglo XII vivió lo que se ha denominado el primer renacimiento cultural. Es la primera vez que asoma una conciencia histórica de la vida social y cultural; los intelectuales medievales son conscientes de que, gracias a los antiguos, ellos pueden ver más lejos porque, dicen, somos enanos subidos a hombros de gigantes.
Pedro Abelardo dio el paso definitivo hacia la independencia intelectual del hombre medieval. En su libro Sic et non, Abelardo establece que no está clara la respuesta de los Padres de la Iglesia respecto de ciertos problemas, que sus opiniones son contradictorias y que, a falta de una verdad revelada, no hay otra solución que aplicar el libre albedrío. Y es este giro el que permite la construcción de una explicación racional del universo cuando no hay una verdad superior establecida por la revelación o por la opinión uniforme de los Padres de la Iglesia. Es el comienzo de la emancipación de la razón medieval respecto de la concepción religiosa de la existencia.
PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

domingo, 10 de mayo de 2015

GARRY WINOGRAND: A LA BÚSQUEDA DE LA IDENTIDAD NORTEAMERICANA


Garry Winogrand (Nueva York, 1928-Tijuana, 1984) es uno de los más importantes fotógrafos del siglo XX. Su afán siempre fue entender la cultura e idiosincrasia de la convulsa sociedad americana en la que le tocó vivir. “He estado fotografiando Estados Unidos para intentar (…)averiguar quiénes somos y cómo nos sentimos, observando nuestra apariencia mientras la historia se producía y se sigue produciendo a nuestro alrededor en este mundo” . Esta rotunda declaración de principios, propia de un entregado estudioso de lo humano, justifica sobradamente que le dediquemos unas reflexiones desde el campo de la Antropología. Aunque abordó múltiples temas: las mujeres, los hombres, los niños, las convenciones políticas, los acontecimientos deportivos, el mundo del espectáculo…Al final nos vamos a fijar especialmente en sus reveladores imágenes sobre las relaciones entre seres humanos y animales en un entorno urbano y la crítica a los estereotipos sociales.
PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

viernes, 1 de mayo de 2015

El Hombre Musical

Saludos de nuevo a todos. Hace ya muchos días que tenía la intención de retomar el blog tras un tiempo de trabajos y conciertos en distintos lugares que me ha impedido seguir con la actividad normal de publicaciones.

Hoy voy a aprovechar para publicar la entrada tanto en mi blog como en el blog "Tinieblas en el corazón".

Voy a dedicársela a mi estimada y protectora tía madrina, Encarnación Lorenzo Hernández, quien me anima incansablemente desde la distancia a proseguir por el incierto camino de la música y me da ideas, nuevos puntos de vista y perspectivas de futuro en esta maravillosa dimensión del conocimiento.

Encar me sugirió la posibilidad de escribir alguna vez sobre lo que escucho cuando voy andando por la calle, los sonidos que me envuelven y lo que me sugieren, el intervalo de la sirena de una ambulancia y su significado o la respuesta que genera a quien la escucha. Y por qué le genera una respuesta determinada. Trataré además de darle un enfoque antropológico al tema. Vamos allá.

Según el diccionario de la RAE, la Antropología es el "estudio de la realidad humana" y la "ciencia que trata de los aspectos biológicos y sociales del hombre".

Establecida la definición, me gustaría hablar de mí mismo como hombre musical desde un punto de vista científico, definiendo mis aspectos biológicos y su inevitable influencia por la música, además de dar una visión social de mi propia realidad y el entorno que me envuelve.
PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

Seguir por em@il