Seguidores

domingo, 19 de febrero de 2017

MOLL FLANDERS: ÉTICA PROTESTANTE, CAPITALISMO, CRIMEN Y EL NUEVO MUNDO



      MOLL FLANDERS EN AMÉRICA         Mª Ángeles Boix

      En la Novela de Daniel Defoe Moll Flanders (1721) , entre la multitud de peripecias que le suceden a la protagonista, podemos descubrir un curioso patrón de situaciones dobles, como si la vida le diese una segunda oportunidad para reescribir la primera. Descubrimos que la protagonista que ve la primera luz en la prisión de Newgate, vuelve a ella como mujer adulta y con una cargada vida de crímenes a sus espaldas. Esa madre que sale de su vida cuando Moll es un bebé, vuelve a su vida cuando ya tiene 30 años, y finalmente, va a América dos veces, la primera, casada con su medio hermano, y al final de su vida, como convicta deportada a las colonias británicas, castigo por el que conmutó su primera sentencia de pena de muerte.(Ya dedicamos una entrada introductoria a las biografías criminales a la que podéis acceder en este enlace: http://anthropotopia.blogspot.com.es/2017/01/las-biografias-criminales-crimen-y.html )

       No es el único caso en el que Defoe acude a este tipo de "segundas oportunidades", ya que en su reconocida novela, Robinson Crusoe, el novelista hace naufragar dos veces al protagonista, la primera sin redimirse completamente, y la segunda, la famosa estancia en una isla deshabitada durante 28 años, de la que sale convertido en un hombre rico y creyente. 
      En ambas novelas, además, Defoe expresa de forma práctica la relación entre la ética protestante y el espíritu del capitalismo (parafraseando el título de Weber), pujante y enraizándose rápida y profundamente en la Inglaterra del siglo XVII. Pero, como nota absolutamente novedosa, en Moll Flanders podemos ver que la idea de la mujer de Defoe es bastante avanzada, ya que su heroína es una mujer muy diestra en el manejo de las finanzas, las oportunidades, una gran planificadora y administradora de bienes que, de la miseria más absoluta pasa a volver a Londres, anciana, pero poseedora de una gran hacienda y fortuna.... usando unos medios absolutamente discutibles. Defoe muestra así su opinión de que las mujeres debían ser educadas, puesto que lo que las arrojaba al "mercado matrimonial" o a la vida de prostitución y/o crimen, es una sociedad que no se ocupa de promover la educación y que combate el crimen con penas y castigos ejemplares, y no hace nada por erradicar las causas del mismo. 
PARA SEGUIR LEYENDO, HAZ CLICK EN MÁS INFORMACIÓN

Seguir por em@il