Seguidores

sábado, 23 de julio de 2016

PESADILLAS EN EL LABORATORIO (I). LOS MONSTRUOS. "Frankenstein", "La isla del Dr. Moreau" y "La máquina del tiempo"

Cartel de la exposición Terror en el laboratorio, de Telefónica, que nos ha servido de inspiración para este trabajo
I.                  EL VERANO DE LOS MONSTRUOS

Por Encarna Lorenzo

En la irrepetible noche del 16 de junio de 1816, cerca del lago de Ginebra, tuvo lugar la gestación de dos de los más grandes mitos de la literatura fantástica. Villa Diodati, en Cologny (Suiza), era la residencia de verano de Percy B. Shelley, su futura esposa Mary Godwin, y lord Byron, que viajaba acompañado por su médico personal, John William Polidori.

Ese mismo año había tenido lugar la explosión del volcán Tambora, en Indonesia. Arrojó tal cantidad de material a la atmósfera que se produjeron fuertes alteraciones climáticas. El cielo se ensangrentó y se pobló de imágenes fantasmagóricas. Sin poder disfrutar de la naturaleza alpina, los amigos se entretenían dentro de la casa contándose historias de misterio e imaginación. En pleno apogeo del Romanticismo, con el lado oscuro de la mente pugnando por desatarse de las ataduras de la razón, aquellos genios se concertaron para escribir cada uno un relato de terror. Como es bien sabido, Mary Shelley (1797-1851) “dio a luz” en 1818 a Frankenstein, mientras que Byron empezó una historia de fantasmas, ambientada en Grecia, de la que pronto se cansó. Más tarde, Polidori la retomó y acabó transformándola en una narración acerca de un aristocrático vampiro, en la que se ha querido ver el retrato psicológico del propio lord Byron, que trataba de forma despótica y cruel al pobre Polidori, robándole su energía vital. El novelista irlandés Bram Stoker otorgaría la forma definitiva y universal a ese otro mito.

PARA LEER MÁS, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN.

martes, 5 de julio de 2016

EL PATÍBULO EN LUGO. EL CRIMEN DE RUGANDO


 JOSÉ LOSADA



El Imparcial, diario liberal fundado por  D. Eduardo Gasset y Artime, publicaba en su edición correspondiente al lunes 31 de octubre de 1904 una noticia que, bajo el titular  “BÁRBARO ATENTADO. Un hombre quemado vivo”, daba cuenta de un suceso ocurrido en el distrito  de Quiroga (Lugo). Cuatro hombres enmascarados y armados con cuchillos, hachas y revólveres asaltaron la Herrería de Rugando venciendo fuerte resistencia y, ya en el interior, sometieron a su dueño, Vicente López, a cruentos martirios para que les dijese dónde tenía escondido el dinero, terminando por amontonar haces de paja y prenderles fuego para quemarle vivo. Una vez consumada su acción, obligaron al sobrino de la víctima a que les diera de comer y beber en abundancia mientras ellos hacían bromas sobre lo que había pasado. El infortunado señor López falleció días después como consecuencia de las graves quemaduras sufridas.  La noticia termina haciéndose eco de la profunda impresión que el suceso causó en la comarca e informando que todo lo que los ladrones consiguieron llevarse fueron 250 pesetas.
Una semana después el mismo diario  comunica a sus lectores que el capitán de la cuadrilla, Pedro Núñez Varela, vecino de Nanes (Orense) había sido capturado por la Guardia Civil, lo mismo que  José y Miguel González, vecinos respectivamente de Seoane y Caurel, a los que se consideraba cómplices del crimen.
PARA LEER MÁS, HAZ CLICK EN MÁS INFORMACIÓN

Seguir por em@il