Seguidores

viernes, 18 de agosto de 2017

LITERATURA GÓTICA EN ESTADOS UNIDOS

Literatura gótica norteamericana: el romanticismo oscuro

El romanticismo oscuro, conocido popularmente como “gótico americano”, es un tenebroso sub-género literario surgido en el siglo XIX  a partir del movimiento filosófico denominado trascendentalismo (basado en el rechazo a la Iglesia Unitaria y a ciertas doctrinas racionalistas del siglo XVIII).  A pesar de que esta corriente fuera una gran influencia para el romanticismo oscuro, existen diferencias importantes entre ellos: así como el primero presenta personajes que buscan reformar socialmente el mundo que los rodea, el segundo expone los fracasos individuales de los mismos protagonistas.  A grandes rasgos, el romanticismo oscuro presenta una visión más pesimista del mundo.

Características
Una de las características principales del romanticismo oscuro es la presencia de personajes macabros y auto-destructivos, sujetos proclives a la locura y al pecado. Por lo general, el gótico americano es melancólico, lleno de angustia y de sufrimiento.

Al igual que las obras de la literatura gótica inglesa, el gótico americano también presenta elementos sobrenaturales como espíritus y fantasmas; las historias se desarrollan en lugares siniestros o exóticos y las emociones de los personajes son desmesuradas (los personajes están sujetos a ataques de pánico, pasiones desenfrenadas, furia, paranoia…). 

Los románticos oscuros utilizaron las emociones y sentimientos para explorar el lado más oscuro y desconocido de la mente y el alma humana. Los tres escritores más importantes de este movimiento son Nathaniel Hawthorne, Herman Melville y Edgar Allan Poe.  También se le adscribe a este  movimiento a la poeta Emily Dickinson.

Aunque estos tres primeros autores fueron considerados “anti-trascendentalistas”, su visión del mundo era imaginativa, esencialmente romántica, lo que hizo hincapié en la intuición, los poderes de la naturaleza y en las emociones individuales.

PARA MÁS INFORMACIÓN, PINCHA EN LEER MÁS

domingo, 6 de agosto de 2017

LA MUJER GÓTICA. Un recorrido por la literatura, el teatro y el cine

¿Qué tiene que ver Hitchcock con la autora de Frankenstein?¿Y el ballet y la ópera románticos con la novela gótica? Y, sobre todo, ¿qué nos puede decir una visión antropológica acerca de ello?Os invito a un paseo cultural a lo largo de más de 200 años de historia, en el que la novela, la moda, el ballet, la ópera y el cine se darán la mano y nos proporcionarán las claves acerca de cómo se construyeron múltiples aspectos de nuestra cosmovisión occidental.

Female Gothic (la mujer gótica) es un texto seminal escrito por Ellen Moers en 1976 como parte de Literary Women. En él lanzaba la idea de una ficción gótica escrita por mujeres para mujeres en los siglos XVIII y XIX. El objetivo principal de ese ensayo era relacionar la creación de un monstruo en Frankenstein (1818), sin intervención de mujer, con la experiencia traumática de la maternidad en la autora, Mary Shelley. Su madre, la gran pensadora Mary Woolstonecraft, murió al traerla al mundo y, aunque ella estuvo permanentemente embarazada desde los 16 años, perdió a todos sus hijos de corta edad. Sin embargo, lo que más llamó la atención del trabajo de Moers fue ese sugerente término de “la mujer gótica”, una idea muy bien recibida por el feminismo de los años 70, que vio en ese tipo de literatura la expresión de una fuerza liberadora para las mujeres, escritoras y lectoras. El amplio cuerpo de estudios que, desde entonces, ha explorado el también llamado feminismo gótico o gótico femenino, ha puesto el acento en los esquemas argumentales repetidos en estas novelas de autoría femenina y su significación potencialmente subversiva en un contexto social oprimente para la mujer. Paradójicamente, hoy se considera que Frankenstein, la novela en la que Moers centraba su atención, no es un ejemplo de gótico femenino porque carece de heroína central, sino que más bien responde al paradigma del gótico masculino. Pero antes de seguir avanzando, debemos desarrollar brevemente el concepto de literatura gótica y cómo diferenciar de manera clara una clase y otra de novelas.
Gótico masculino y gótico femenino
Nuestro punto de partida debe ser asumir la imposibilidad de un concepto unificado de ficción gótica con unos contornos nítidamente definidos. Únicamente podemos configurarla por un conjunto de rasgos no siempre presentes: lo sobrenatural, el predominio de la fantasía, lo onírico, la transgresión, la locura, el gusto romántico por el pasado medieval, los países del sur Mediterráneo católico, con su característica iconografía de castillos, ruinas y monasterios en contraste con el norte brumoso, oscuras maldiciones genealógicas…(Tenéis un excelente estudio de dichos elementos en este enlace: http://anthropotopia.blogspot.com.es/2017/04/la-imagen-del-sur-en-la-novela-gotica.html) Había en estas obras elementos propios de las novelas bizantinas, con sus encuentros improbables y sus personajes aristocráticos, pero también del romance medieval, con su intervención de los seres del más allá. Sin duda se añadieron a ese cóctel unas gotas del Shakespeare de Hamlet y Macbeth, con sus fortalezas, fantasmas y horrendos crímenes nocturnos.
La mansión de Horace Walpole en Strawberry Hill que lanzó la moda del neogótico en arquitectura

PARA MÁS INFORMACIÓN, PINCHA EN LEER MÁS

Seguir por em@il