Seguidores

lunes, 16 de febrero de 2015

EL PUEBLO Y SU PREHISTORIA por José Losada

EL PAISAJE DE LA PREHISTORIA CONVIVE CON EL DE LA GALICIA ACTUAL CON UNA ARMONÍA QUE LO HACE PASAR DESAPERCIBIDO (Miguel Anxo Murado).
José Losada
        
O Piñeiro
En el lugar llamado A Ferrería, de la Parroquia de San Vicente de Castillón, perteneciente al municipio de Pantón (Lugo), hay una fuente de aguas sulfurosas. Es inolvidable para el que la visita por el olor a huevos podridos que desprende. La gente decía que eran muy buenas para las dolencias del hígado, pero beberlas sin taparse la nariz era una misión casi imposible. Recuerdo que en la piedra bajo la que manaba el agua había grabadas dos figuras: una alargada que, según se decía, correspondía a la huella de una pisada de la Virgen María y  la otra tenía forma de cruz. La última vez que visité ese paraje por tantos motivos querido para mí no pude encontrar esos grabados, pese a buscarlos afanosamente. Estoy seguro de que no me traicionó la memoria (recuerdo precisamente cómo comparaba mi pie con el grabado y llegaba la conclusión de que la madre de Nuestro Señor debía de ser muy, muy bajita), por lo que supuse que la erosión o cualquier otra circunstancia asociada al paso del tiempo habría sido la responsable de la ausencia. Los buscadores de petroglifos están acostumbrados a estos problemas y por eso se valen de GPS para fijar con precisión el lugar del descubrimiento. En otras ocasiones, la respuesta está en la utilización de la piedra para  la construcción de obras públicas o privadas, o, simplemente, el avance de la maleza. No desisto  y estoy decidido a volver en otra ocasión para seguir buscando.
PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHA EN MÁS INFORMACIÓN

Seguir por em@il